UGT ha firmado el Acuerdo de Campaña de Renta de 2017-2019. La principal novedad de este año es el carácter plurianual del Acuerdo (periodo 2018-2020), en consonancia con el II Acuerdo de Administraciones Públicas para la mejora del empleo público y de condiciones de trabajo firmado por UGT con el ministro Montoro el pasado mes de marzo por el que se mejoran las retribuciones de los empleados públicos en el trienio 2018-2020 entre un 6,12% y un 8,79% en función de la evolución del PIB.

Como dijimos en el mes de marzo, aquel acuerdo para el conjunto de las Administraciones Públicas despejaba el camino de la negociación colectiva en los distintos ámbitos, que en el caso de la Agencia Tributaria, debe desembocar antes del mes de junio en la reclasificación de los trabajadores al tramo correspondiente de carrera profesional del Acuerdo de Carrera Profesional y Administrativa del 14 de noviembre de 2007, una vez tramitados los Presupuestos Generales del Estado.

Por lo que respecta a la negociación de la Campaña de Renta 2017, UGT ha exigido en todo momento un incremento de los módulos retributivos. El Acuerdo alcanzado recoge una mejora significativa de los mismos: 5% anual para coordinadores y operadores (15,76% en el acumulado del trienio) y 3% anual para personal de apoyo (9,27% en el acumulado del trienio).

Hemos exigido que se compense a las distintas áreas que se ven afectadas por el incremento de la carga de trabajo durante la campaña de renta: informática, registro, censos, información, etc. Finalmente, la Administración ha accedido a crear un nuevo módulo de mañana que compense el exceso de carga de trabajo de los compañeros que realizan rectificaciones de autoliquidaciones de IRPF en periodo de liquidación voluntario. UGT ha exigido que a la vista del colapso que está provocando la presentación de rectificaciones en periodo voluntario vía Renta Web, se apliquen los módulos de tarde a quienes realicen estas tareas fuera de su horario habitual, pero la Administración no ha accedido a esta solicitud. Entendemos que este nuevo módulo de rectificación de autoliquidaciones abre una nueva vía que debemos explorar en los próximos años para compensar a otros colectivos de manera indirecta se ven afectados por la campaña de renta y que reivindicaremos en las mesas de seguimiento del acuerdo.

Otra de las exigencias de UGT en la negociación ha sido frenar y revertir el proceso de externalización de la Campaña de Renta. En el Acuerdo se ha plasmado un compromiso para implantar un proyecto piloto de carácter voluntario en 2019, que recoge la propuesta de UGT presentada por registro el pasado 3 de abril, por el que al personal de la AEAT (preferentemente al personal laboral percibiendo al menos el módulo del personal de apoyo de campaña de renta) se les daría la opción de realizar las tareas que actualmente se están haciendo desde la Oficina Técnica de Asistencia al Contribuyente (OTAC) vía subcontratas de empresas que aplican prácticas laborales abusivas con contratos basura: confirmación de rentas, plan Le Llamamos, etc. UGT siempre ha exigido que estos trabajos se hagan desde la propia AEAT con contratos que respeten los derechos de los trabajadores y garanticen un servicio público de calidad.

Entendemos que se ha firmado un buen acuerdo que da estabilidad a la Campaña de Renta durante los próximos 3 años, mejorando las retribuciones, abriendo la campaña a nuevas áreas como la rectificación de autoliquidaciones, así como frenando y revirtiendo la privatización de la Campaña de Renta.

La mayoría social (UGT, SIAT, CCOO y CSIF), también lo ha entendido así, por lo que se ha procedido a la firma del Acuerdo.

Cabe señalar otra novedad en esta negociación. Una vez conformada la mayoría que de forma reiterada saca adelante los acuerdos que benefician a los trabajadores de la AEAT (UGT, SIAT, CCOO y CSIF), nos hemos visto sorprendidos por un radical cambio de actitud por parte del sindicalismo corporativo. Esta vez, entendemos que con buen criterio, se han adherido al acuerdo negociado y firmado por la mayoría, y por primera vez en muchos años hemos sacado adelante un acuerdo por unanimidad, con el 100% de apoyo sindical.

¡Vaya espectáculo de los compañeros de GESTHA tutelando a los de UCESHA por los pasillos del Departamento de Recursos Humanos para que firmasen el acuerdo de renta y no dejarlos solos en la defensa de la NO FIRMA!

No han podido superar el vértigo que les han hecho sentir los trabajadores ratificando en un 97% el PEIA 2018, que incluía los 10 pagos en compensación por la suspensión del conflicto declarado en enero. No firmaban el PEIA alegando que querían la equiparación con los Inspectores y firman el Acuerdo de Renta que equipara a los Técnicos con el resto de trabajadores. Eso se llama falta de dirección política, ¿dónde han quedado sus “anónimos” llamando a boicotear la Campaña de Renta?

Ahora deberían explicar por qué se negaron a firmar un Acuerdo como el PEIA, mucho más beneficioso que este, que supone repartir 100 millones de euros para el total de la plantilla (más de 1.000 euros de mejora por cabeza) y siguen negándose a ratificar el Acuerdo de Carrera Profesional y Administrativa de 2007 (¡llevan 11 años negándose a firmarlo!), al tiempo que firman este acuerdo de renta que solo se aplica a una minoría de trabajadores y que en el mejor de los casos supone una mejora anual de varios cientos de euros para cada trabajador.

También deberían explicar por qué siguen sin adherirse al conflicto declarado en enero y suspendido hasta junio por la reactivación del Acuerdo de Carrera Profesional y Administrativa de 2007. ¿A quién beneficia que el 35% que representan estos sindicatos corporativos estén en contra de estos acuerdos?

La firma de este acuerdo por el 100% de representantes de los trabajadores (UGT, SIAT, CCOO, CSIF, CIG, GESTHA y UCESHA) evidencia que la no firma del PEIA o del Acuerdo de Carrera de 2007 por parte del sindicalismo corporativo se debe a factores ajenos a los intereses de los trabajadores de la Agencia Tributaria.

UGT sigue trabajando para mejorar las condiciones de trabajo de todos los empleados públicos de la AEAT a través de acuerdos beneficiosos.