D. Jesús Gascón Catalán
Director General AEAT
C/ Infanta Mercedes, 37
28020 MADRID

Estimado Director,

Como responsables de los sindicatos que representan la mayoría social en la AEAT, SIAT, UGT y CCOO, nos ponemos en contacto con usted para transmitirle nuestro estupor ante el desamparo que están padeciendo los alumnos de la XIX Promoción del Cuerpo Técnicos durante su curso selectivo en la Escuela de Hacienda Pública.

En el curso selectivo, iniciado el día 20 de enero, participan 438 funcionarios en prácticas muchos de los cuales viven confinados en habitaciones de pisos compartidos en una ciudad como Madrid, epicentro de la pandemia, solos a cientos de kilómetros de sus familias. Otros se han ido a sus localidades de origen alejados del foco de esta pandemia. Todos ellos, han estado más de un mes confinados sin noticias de la escuela ni de la AEAT. Cuando la escuela ha salido del confinamiento para responder a los escritos de denuncia que le habíamos presentado, lo hace con un comunicado inconsistente jurídicamente, titubeante desde el punto de vista profesional, anónimo, sin pie de firma y enviado desde un buzón de correo genérico, no sabemos si desde algún remoto servidor de alguna república caucásica para no dejar rastro del origen.

La siguiente comunicación se produjo el día 29 de abril en forma de respuestas improvisadas a diversas preguntas planteadas por los alumnos. No le remitimos el documento para no hacerle
pasar el bochorno de leerlo. ¿Hay alguien al volante?

Ya antes del confinamiento, nuestros afiliados de dicha promoción nos habían pedido amparo ante el espectáculo que estaban presenciando: una extraña alianza entre la dirección de la escuela y una organización que se dice sindical que como usted bien sabe es un sindicato de relleno en la AEAT, que apenas llega al 1% de representatividad en el Ministerio de Hacienda e inexistente en el conjunto de Administraciones Públicas. ¿Es usted conocedor de que desde la escuela se ha facilitado una reunión de dicho sindicato con los delegados de clase para “explicar” a su manera la realidad de la AEAT? Nos referimos al sindicato del Ministerio gestha.

La escuela ha roto el pacto de neutralidad sindical durante el periodo formativo para un fin ajeno a la defensa de los derechos de los trabajadores. Incluso en las últimas horas han estado maniobrando para frenar una iniciativa de algunos funcionarios en prácticas que desean ponerse en contacto con el Departamento de RR.HH. la AEAT para pedir amparo. A partir de la presente, le comunicamos que esta mayoría sindical tendrá presencia activa en todos los cursos que se organicen en la escuela.

Durante el confinamiento, la escuela y el referido sindicato han intentado confundir a los alumnos haciéndoles creer que el curso se encuentra suspendido, recurriendo a una de las maniobras más chuscas que se recuerdan en los últimos años como fue la remisión de una “consulta” al INAP. No se recuerda un intento de manipulación así en el ámbito del IEF.

Este conjunto de actuaciones, han puesto de manifiesto que la escuela se encuentra en una situación de quiebra técnica, por lo que dicho curso ya no tiene más recorrido. Como usted sabe, el fin del curso es la “adquisición de conocimientos en orden a la preparación de los aspirantes para el ejercicio de las funciones propias del Cuerpo Técnico de Hacienda ”. La escuela no tiene capacidad técnica para aportar mayores conocimientos a los funcionarios en prácticas. Ni la AEAT, ni los alumnos, pueden seguir esperando a que el IEF esté en disposición de impartir clases presenciales. Durante el confinamiento han sido incapaces de dar una sola clase online, al contrario que el INAP que ha mantenido sus cursos selectivos con formación online a través de una colaboración con la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

No podemos entender que a los compañeros en prácticas se les esté dando este trato. Se les prometió un máster de alto nivel y llevan más de un mes recibiendo garrafón. No obstante, le podemos asegurar que la XIX Promoción del Cuerpo Técnico es la que mejor preparación ha recibido durante el proceso selectivo porque se va a incorporar a la AEAT conociendo de primera mano la realidad que se van a encontrar, al contrario que anteriores promociones a quienes se le vendía un mundo de color de rosa y tardaban un par de años en asumir su realidad laboral.

SIAT, UGT y CCOO exigimos una auditoría de calidad a los cursos selectivos que efectúa el IEF para la AEAT. ¿Sabía usted que en la escuela todavía se calculan las retenciones y los módulos de IRPF a mano? No solo se enseña, sino que suele ser pregunta de examen recurrente. ¿Sabía usted que de todo el programa la única materia que han confirmado que no se impartirá es el módulo de aplicaciones informáticas cuando en la AEAT tiene al 90% de la plantilla teletrabajando? No es de recibo que lleven 20 años dando el mismo curso. Ahora entendemos por qué en los últimos años muchos compañeros de la AEAT han dejado de colaborar como docentes en estos cursos selectivos. Más que un campus de educación de alto nivel parece un seminario que huele a cerrado. Los cursos selectivos de la AEAT en la escuela no pueden ser el abrevadero de determinados grupos de interés, sino que su fin primordial ha de ser formar a trabajadores de una organización abierta, dinámica, moderna y a la vanguardia de las administraciones públicas como es la AEAT.

De persistir la pérdida de competitividad de la Escuela de Hacienda Pública, nos veríamos en la obligación de solicitar en Administraciones Públicas la absorción de la formación de los cuerpos
adscritos a la AEAT por el INAP, que está demostrando mayor capacidad de modernización.

Como máximo responsable del órgano convocante tiene en sus manos poner fin a este despropósito que está causando un tremendo daño reputacional tanto a la AEAT como al IEF.

El curso debe finalizar dentro del periodo máximo de la convocatoria, cuatro meses. Sería temerario prolongar ni un solo día más el periodo lectivo a partir del 20 de mayo porque generaría inseguridad jurídica a toda la promoción, peligro para la salud de los funcionarios en prácticas y se correría un riesgo innecesario de suspensión sine die del proceso selectivo en caso de un repunte de la epidemia.

Es necesario y urgente establecer un método de evaluación objetivo que respete los principios de igualdad, mérito y capacidad para que los funcionarios en prácticas acaben con esta pesadilla y puedan incorporarse cuanto antes a sus puestos de trabajo, donde ahí sí recibirán la formación esencial para desarrollar sus funciones dentro del cuerpo técnico.

Sabemos que ha habido posibles contagiados entre los alumnos. Si se retoman las clases presenciales como pretende el IEF y hay nuevos contagios ¿se va a suspender el curso y dejar en el aire hasta el año que viene? La AEAT tiene herramientas para dar una salida rápida, legal y profesional a esta situación que puede empeorar en cualquier momento, evitando asumir un riesgo innecesario.

En los últimos dos meses, SIAT, UGT y CCOO hemos creado un Grupo de Trabajo Permanente para hacer frente al estado de alarma en la AEAT. Ha contado con nuestro apoyo para instaurar el teletrabajo, aprobar el PIA 2020, la Campaña de Renta, Acción Social, paneles de movilidad o el Plan de Actuación frente al SARS-COV2. Sabe que puede contar con nuestro apoyo para modernizar la formación de los trabajadores en el marco del Plan Estratégico de la Agencia Tributaria. Por ello, estamos convencidos de que juntos seremos capaces de buscar una salida al curso selectivo de la XIX Promoción del Cuerpo Técnico de Hacienda, que sea satisfactoria para todas las partes implicadas.