ALEGACIONES A LA PROPUESTA DE LA AEAT PARA LA REINCORPORACION AL TRABAJO EN LA AEAT PRESENTADA EN LA REUNIÓN DE LA MESA GENERAL DEL DÍA 25 DE MAYO Y A LA INSTRUCCIÓN DE LA DIRECTORA DEL DEPARTAMENTO DE RRHH 
La Directora del Departamento de RRHH de la AEAT emitió una Instrucción en fecha 11/5/2020 sobre la reincorporación progresiva al puesto de trabajo presencial, que supuso una clara vulneración del derecho de los trabajadores de la AEAT a la negociación colectiva, puesto que, en su propio apartado decimotercero, denominado “diálogo social”, establece que “las medidas derivadas de la presente instrucción serán objeto de tratamiento previo con las organizaciones sindicales representativas de la AEAT”. 
La unilateralidad del Departamento de Recursos Humanos a la hora de emitir su instrucción, sin previa negociación con la parte social, ha supuesto una quiebra en la lealtad mutua y en la colaboración que hemos mantenido ambas partes en esta crisis sanitaria. La convocatoria de la Mesa General a hechos consumados, constata la falta de voluntad de la AEAT para abordar la negociación con las Organizaciones Sindicales.
Los Delegados Especiales, como si sus territorios fueran “reinos de taifas” pertenecientes a mundos distintos, están elaborando multitud de resoluciones, instrucciones y correos dispares entre sí sobre la vuelta al trabajo presencial de la plantilla de la AEAT.
En la mayoría de las Instrucciones y correos emitidos por los Delegados Especiales, no se contempla lo establecido en el protocolo de salud laboral de la AEAT firmado el 17 de Abril con las organizaciones sindicales en el Comité Intercentros: incorporación de compañeros que tienen conciliación de la vida familiar y laboral por tener menores o mayores dependientes a su cargo, de trabajadores vulnerables mayores de 60 años, incorporación en días distintos dependiendo de que sea una u otra Delegación , se difiere lo que es servicio esencial en una delegación y en otra, en muchos casos no ha habido revisión previa de las instalaciones por parte de los Comités de Seguridad y Salud Provincial, etc.
En fin, no sólo es que se haya vulnerado el derecho a la negociación colectiva, sino que además se está produciendo una situación de caos absoluto. Y esta situación puede dar lugar a que los ciudadanos no sean atendidos de forma homogénea según la Delegación a la que pertenezcan. De esta situación hay un único responsable que es la Dirección de RRHH de la AEAT.
No obstante, desde la mayoría social que representamos SIAT, UGT y CCOO, con el sentido de la responsabilidad que hemos mantenido durante este tiempo y siendo conscientes de la situación excepcional que vivimos, instamos a los responsables de la AEAT a recuperar la confianza en la colaboración y participación social en la búsqueda de acuerdos cuyos resultados serán buenos para los trabajadores y para la organización.
Por ello, en la necesidad de buscar puntos de acuerdo entre ambas partes y logar el mayor consenso posible, realizamos las siguientes alegaciones a la instrucción de RRHH, que se materializan en estas propuestas:
➢ HOMOGENEIZACIÓN de las diferentes instrucciones de los Delegados Especiales, que incluso incumplen la propia Instrucción de 11 de Mayo de la Dirección de RR.HH de la AEAT.
➢ TELETRABAJO. Debe priorizarse la prestación del trabajo en modalidades no presenciales sin perjuicio de la necesaria atención al público. Debe también poder compatibilizarse la prestación del servicio presencial y no presencial por lo que es necesaria la convocatoria de una Mesa específica para abordar los criterios y condiciones del teletrabajo.
➢ GRUPOS VULNERABLES. Hasta que finalice la fase 3 y se entre en la “nueva normalidad”, no debe incorporarse al trabajo presencial en los centros de trabajo NINGÚN trabajador vulnerable. Si los interesados no dispusieran de los medios técnicos necesarios para realizar el teletrabajo, la AEAT debería facilitárselos.
➢ CONCILIA. Debe darse cumplimiento a la prioridad en la modalidad de teletrabajo al personal con conciliación de la vida familiar y laboral por tener a su cargo el cuidado de hijos menores o mayores dependientes y se vean afectados por el cierre de los centros; tal y como establece la Resolución de la Secretaria de Estado de Política Territorial y Función Pública, la propia Instrucción de la dirección de RRHH de la AEAT, y el protocolo firmado en el Comité intercentros de la AEAT el pasado 17 de abril.
➢ SERVICIOS ESENCIALES. Se determinará de forma centralizada de tal manera que los servicios sean los mismos en todas las Delegaciones para garantizar la igualdad en todo el territorio.
➢ COMITÉS DE SEGURIDAD Y SALUD. Debe realizarse la Vigilancia y comprobación por parte de los Delegados de Prevención y Delegados Sindicales de los Comités de Seguridad y Salud Provinciales. Deben comprobar la implantación de las medidas preventivas del Plan de Actuación de la AEAT frente al COVID-19 en todos los centros de trabajo en los que aún no se haya efectuado. Asimismo, debe realizarse la convocatoria de reunión del Comité de Seguridad y Salud Laboral en todas las Delegaciones, en las que todavía no se haya realizado.
➢ VACACIONES, PERMISOS Y LICENCIAS. Deben clarificarse durante el periodo que dure el estado de alarma cuestiones como el cumplimiento del horario, permisos y licencias. Dada la nueva situación en la que nos encontramos y la incertidumbre motivada por la pandemia provocada por el COVID-19, no tiene sentido, por ejemplo, la obligatoriedad de disfrutar de periodos de vacaciones durante determinados meses del año.
➢ MESA DE SEGUIMIENTO. Se constituirá una Mesa de Seguimiento que se reunirá cuando se estime oportuno por cualquiera de las partes. En tanto en cuanto no se fijen nuevos protocolos para esta nueva normalidad posterior a la fase III, la AEAT mantendrá lo establecido en este Acuerdo. ​
Os dejamos a continuación el texto completo de la Nota Conjunta.