UGT se marcó como objetivo el incremento de la plantilla de la AEAT para los próximos años, de modo que nos podamos situar en la media de los países de nuestro entorno económico. Por este motivo, desde UGT, exigimos el cumplimiento del objetivo marcado en el Plan Estratégico 2020-2023, de tal forma que la plantilla pase de los 25.400 efectivos con que contaba al inicio de 2020, y se sitúe al menos en 28.000 efectivos al final de la presente legislatura.
La Agencia Tributaria, que ha sufrido un proceso de pérdida de efectivos de más de dos mil trabajadores desde finales de 2008, se enfrenta también a una elevada edad media de la plantilla y a un escenario de jubilaciones previsibles para los próximos años que van a alcanzar los niveles más altos de la historia.  
En concreto, podrían acceder, en los próximos cuatro años, a la situación de jubilación unos 500 efectivos del subgrupo A1, unos 1000 efectivos pertenecientes al subgrupo A2, 1800 efectivos de los subgrupos C1 y C2 y más de 300 efectivos en el caso del personal laboral.
Ante este escenario tan desolador, consideramos que la Agencia Tributaria debe apostar por revertir esta situación a través de ofertas de empleo, de los cuerpos que le son propios, amplias y constantes en el tiempo, de tal forma que se alcance el equilibrio deseando entre las distintas categorías que componen la plantilla de la Agencia Tributaria. Una plantilla mejor dimensionada permitirá garantizar la adecuada prestación del servicio público, y alcanzar los objetivos marcados en el Plan Estratégico 2020-2023. 
Por otra parte, no podemos olvidar que, a todo lo anterior, se suman las dificultades para la incorporación de nuevos efectivos, especialmente los que requieren una preparación más prolongada, tras años en los que se han producido ofertas de empleo públicas reducidas, incapaces de reponer siquiera la pérdidas sufridas por jubilaciones.
Hemos tenido en los últimos 3 años ofertas de empleo de funcionarios aceptables, que han permitido mantener la plantilla estable entorno a los 24500 funcionarios a pesar de las elevadas jubilaciones que se acercan a los 1000 efectivos anuales en el último lustro.
No es así en el ámbito del personal laboral, en el que estamos asistiendo a la reducción paulatina de la plantilla sin ningún tipo de reposición reseñable en los últimos 10 años, y donde ya nos encontramos en unos 1100 efectivos cuando en 2010 la plantilla rondaba los 3000 efectivos.
La Agencia Tributaria debe paralizar el proceso de externalizaciones que hace años inició, y devolver al ámbito público la prestación de estos servicios. Categorías laborales contempladas en nuestro Convenio Colectivo no pueden servir de enriquecimiento injusto para el ámbito privado, a costa de los derechos laborales de los trabajadores y de una prestación deficiente de los servicios.
En este sentido, queremos resaltar que aún estamos pendientes de las publicaciones de las ofertas de empleo de 2018 y 2019 de personal laboral del convenio. El objetivo de UGT es el de recuperar efectivos en este ámbito, para lo que solicitamos a la Dirección de la AEAT un plan de choque que permita incrementar en 1000 efectivos la plantilla del Convenio Colectivo de la AEAT. Debemos garantizar por tanto, ofertas de empleo de al menos 300 efectivos anuales dentro del marco del Convenio, durante los próximos años. 
Por todo lo expuesto, desde UGT, creemos que las ofertas de empleo público de los próximos cuatro años deben mantener un número estable de plazas ofertadas, garantizando la siguiente dotación anual:
  • Cuerpo Superior de Inspectores de Hacienda del Estado: 100 plazas
  • Cuerpo Superior de Vigilancia Aduanera: 20 plazas 
  • Cuerpo Técnico de Hacienda: 400 plazas 
  • Cuerpo Ejecutivo Servicio Vigilancia Aduanera: 35 plazas.
  • Cuerpo General Administrativo, Especialidad Agentes Hacienda Pública: 400 plazas. 
  • Cuerpo de Agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera: 90 plazas.
  • Personal Laboral: 300 plazas.
Dentro de este proyecto de legislatura respecto al redimensionamiento de la plantilla de la Agencia Tributaria, para UGT es primordial que todos los trabajadores puedan acceder a la promoción profesional, ya sea por medio de las reclasificaciones de nuestro Acuerdo de Carrera, como mediante la promoción interna.
Se nos plantea como imprescindible que, la Agencia Tributaria realice una oferta amplia y constante en el tiempo de plazas de promoción interna de los cuerpos que le son propios, de tal forma, que todos los trabajadores que mediante su esfuerzo personal y profesional, así como de una formación adecuada, alcancen los estándares mínimos establecidos, puedan acceder mediante la promoción interna al subgrupo superior.
El esfuerzo de promoción de los trabajadores enriquece a la organización, haciéndola más eficaz y eficiente, y contribuyendo de esta forma a alcanzar año tras año los máximos objetivos marcados en el ámbito tributario.
Para UGT la promoción profesional de los trabajadores lleva años siendo uno de nuestros objetivos prioritarios, por eso ofrecemos formación en diferentes ámbitos, apostamos por el empleo público, y hemos presentado diversas propuesta de flexibilización de la promoción interna en la AEAT.