La deriva de csif difundiendo fake news y falsedades solo buscan llamar la atención para tapar la irrelevancia a la que están abocados por su falta de trabajo sindical. No acaban de entender que ellos son los únicos responsables de la desconfianza que generan en los trabajadores de la Agencia, al situarlos como último sindicato de nuestro ámbito.

UGT tiene demostrado que junto con CCOO, somos los sindicatos de referencia en este país, ostentando la mayoría absoluta en la representación social en la Función PúblicaUGT y CCOO también representamos la mayoría absoluta en la Mesa Delegada del Ministerio de Hacienda y conformamos la mayoría absoluta en la Mesa Delegada de la AEAT junto con SIAT (ostentando el 65% de la representatividad).

Los trabajadores no entenderían que desde esta realidad sindical, tanto global a nivel de país como particular en la AEAT, UGT se dedicase denunciar las prácticas sindicales poco presentables de una organización como csif que en la AEAT es la quinta y última opción sindical en la mesa de negociación (antes de la desaparición de ucesha eran el sexto sindicato de un total de seis) y que a penas alcanza el 10%, si no fuese por la deriva y desesperación de este grupo sindical.

UGT pone en valor que los compañeros de csif firmen todos los acuerdos que negocia la mayoría social sin añadir una coma, pero no podemos admitir sus prácticas poco democráticas consistentes en difundir bulos,  fake news y demás artimañas que ya fueron denunciadas durante el confinamiento ante el Gabinete de Prensa de la AEAT, lo que provocó una dura reprimenda del Subdirector de Relaciones Laborales a los dirigentes de ese sindicato.

No olvidamos la utilización que hicieron de los compañeros de aduanas durante el estado de alarma, utilizándolos para justificar una querella propagandística contra el Ministro de Sanidad amparándose en un inexistente escrito dirigido a la Dirección de la AEAT que nunca presentaron, como demostró la propia Administración en una reunión del Comité de Seguridad y Salud Intercentros, que de no ser por la situación de excepcionalidad vivida con el estado de alarma tal vez hubiera supuesto la aplicación del Acuerdo de Garantías Sindicales a dicha organización. Por no mencionar los reiterados anuncios falsos de bajadas de sueldos de funcionarios, desaparición de MUFACE, fin de la jubilación anticipada, etc.

En esa deriva populista y desesperada debemos enmarcar el comunicado de csif (último sindicato en la AEAT) insultando a UGT (segundo sindicato en la AEAT). Dicho comunicado viene precedido de la difusión de una serie de videos y audios en los que un liberado sindical de ese sindicato en Algeciras, viejo conocido en el Campo de Gibraltar por sus actividades extra sindicales, donde se insulta a UGT, CCOO y SIAT, además de responsabilizarnos del hecho de que los Agentes del SVA de la última promoción no puedan participar en el panel por no tener 12 meses de antigüedad en el cuerpo, tal y como establece el Acuerdo de Paneles que también ha firmado csif. Pretenden hacerles creer, aprovechándose de su inexperiencia en los paneles, que el límite de 12 meses es algo que solo afecta a ellos y no al resto de trabajadores de los cuerpos adscritos a la Agencia como consecuencia de una operación del resto de sindicatos contra ese colectivo de trabajadores.

Todos los trabajadores de la AEAT conocen el compromiso de UGT con el sistema de movilidad por paneles y todos conocen que UGT siempre ha sido contraria a ese límite de 12 meses impuesto por la Dirección de la AEAT. ¿Por qué csif ataca e insulta al resto de sindicatos (con expresiones de barra de bar que preferimos no reproducir) tapando la responsabilidad de la Administración? Evidentemente su objetivo no es beneficiar a ningún trabajador.

Hay dos párrafos del agresivo comunicado de csif dedicado a UGT que son ciertos: el que dice que todos los sindicatos solicitamos eliminar el requisito de 12 meses para poder participar en el panel y el que explica que las propuestas de csif son irrelevantes y no son valoradas por el resto de sindicatos en la mesa de negociación ni por la Administración.

Aunque repitan hasta la saciedad que son el sindicato de confianza de los empleados públicos, la realidad es que en la AEAT son el último sindicato desde hace muchos años. UGT para ser reconocido por los trabajadores de la AEAT no necesita invocar su representación en el metal, pero para llegar a ese reconocimiento hay que dedicar las horas sindicales a trabajar por los derechos de los trabajadores de la AEAT y no a otro tipo de actividades. El día que los delegados de csif dediquen sus horas sindicales a mejorar las condiciones laborales en la AEAT, en lugar de dedicarse a hacer copia y pega de los comunicados del resto de sindicatos, los trabajadores de la Agencia sabrán reconocer su trabajo en las urnas.

La agresividad y el distanciamiento público de csif respecto a UGT contrasta con su actividad y su estilo cortesano respecto a UGT en privado, donde reconocen nuestro trabajo y van a rebufo de nuestras propuestas, asumiéndolas y apropiándose de ellas. Sirva como ejemplo el escrito de denuncia de UGT, junto a SIAT y CCOO, denunciando los informes tendenciosos de la Intervención y solicitando una reunión con la Secretaria de Estado de Hacienda para que se tomen medidas al respecto. Mientras en público csif insulta y desprecia a UGT, en privado han enviado un escrito que no han difundido entre los trabajadores, copiando literalmente nuestro escrito de denuncia con argumentaciones jurídicas elaboradas por los gabinetes de la mayoría social (UGT, SIAT y CCOO) y solicitando entrar en la reunión que mantendremos los tres sindicatos con la Secretaria de Estado para tratar este y otros asuntos de interés para los trabajadores de la Agencia. UGT es una organización democrática que defiende que todo el que obtenga representación en las elecciones sindicales esté presente en las mesas de negociación con la representatividad que las urnas le otorguen, pero por lo que respecta a reuniones privadas solicitadas a instancia de parte por UGT, en este caso con los compañeros de SIAT y CCOO, tenemos libertad para decidir con quien nos reunimos y con quien no. Tras haber sido consultados, UGT ha transmitido su no disposición a la presencia de csif en esa reunión privada con la Secretaria de Estado de Hacienda, puesto que no podemos confiar en la lealtad de una organización sindical dirigida en la AEAT por un grupo de personas que realizan el tipo de prácticas anteriormente mencionadas y que los trabajadores han decidido que sean el último sindicato de la Agencia.