UGT ha solicitado a la Directora de RRHH que se amplíe el plazo de disfrute de las vacaciones y días de asuntos particulares correspondientes al año 2020.

Nuestra solicitud se basa en que durante una buena parte del año (del 15 de marzo al 20 de junio) el país se encontraba confinado por el Estado de Alarma, lo que ha supuesto una cortapisa para poder disfrutar del derecho a las vacaciones.

A continuación transcribimos el escrito:

HECHOS:

PRIMERO.- Los empleados públicos cuentan con hasta 26 días de vacaciones hábiles, y con 6 días de asuntos particulares, que se incrementan en 2 días adicionales al cumplir el sexto trienio, y un día más por cada trienio cumplido a partir del octavo.

SEGUNDO.- El  plazo para disfrutar tanto vacaciones como días de asuntos particulares finaliza el 31 de enero del año siguiente al de computo.

TERCERO.- Entre el 15 de marzo y el 20 de junio de este año, el Gobierno de España declaró un estado de alarma que supuso el confinamiento total de la población, hasta que se iniciaron las fases de la desescalada que culminarían con la nueva normalidad desde el 21 de junio. En la Agencia Tributaria, el personal permaneció en teletrabajo hasta que se produjo una incorporación progresiva a los puestos de trabajo presencial, que se iniciaría principalmente a partir de fase 2 (fases que variaron en sus tiempos de aplicación según cada territorio).

CUARTO.- Hemos tenido conocimiento de que en los Ministerios de Justicia e Interior, se ha ampliado el plazo para disfrutar de las vacaciones y de los días de asuntos particulares hasta el 31 de mayo y 30 de junio respectivamente.

Por todo lo anterior, SOLICITO:

  • Que se amplíe el periodo para disfrutar de las vacaciones y días de asuntos particulares del año 2020, puesto que durante una buena parte del año (15 de marzo a 20 de junio) su disfrute no tenía sentido dada la excepcional situación que se estaba viviendo a nivel nacional y mundial. 
  • Que se nos conteste a este escrito, pues de no dar respuesta su silencio contribuiría a incrementar el malestar que ya sienten muchos trabajadores respecto a esta problemática.