Este acuerdo actualiza las medidas adoptadas para hacer frente a las nuevas situaciones derivadas de la pandemia y reafirma el compromiso de UGT en la defensa del servicio público y la salud de los trabajadores, en unidad de acción con la mayoría social que conformamos con SIAT y CCOO. 

UGT ha firmado un nuevo Acuerdo Sindical que actualiza el ACUERDO AEAT-SINDICATOS SOBRE MEDIDAS A ADOPTAR EN LOS CENTROS DE TRABAJO DEPENDIENTES DE LA AGENCIA ESTATAL DE ADMINISTRACIÓN TRIBUTARIA CON MOTIVO DE LA NUEVA NORMALIDAD de 19 de Junio de 2020, fruto de la evolución en el tratamiento de la crisis sanitaria generado por el SARS-CoV-2.

Esta actualización tiene un doble objetivo:

PRIMERO: garantizar la prestación de los servicios públicos y la salud de los trabajadores dotando al sistema de una mayor flexibilidad. UGT entiende que esta es una medida necesaria para poner orden en el caos normativo generado con las 11 notas de servicio de los Directores de Departamento y Servicios, aunque tenemos dudas de que sea una medida suficiente, teniendo en cuenta la falta de dirección política que padece la AEAT.

SEGUNDO: garantizar el derecho al trabajo a distancia en el caso de que se produzca el aislamiento domiciliario o cuarentena de hijos menores de hasta 14 años por contacto con otros alumnos, cierre de centros o de aulas como consecuencia del tratamiento en los centros educativos de situaciones de COVID-19, durante todo el periodo que se determine de dicha cuarentena o cierre.

Para UGT este acuerdo es insuficiente y poco ambicioso, si bien lo hemos firmado por responsabilidad y queriendo poner en valor el mantenimiento de la unidad de acción de la mayoría social (UGT, SIAT y CCOO) frente a una Dirección de la AEAT que por momentos parece verse superada por los acontecimientos. UGT también quiere agradecer el esfuerzo del resto de organizaciones sindicales que han querido sumarse a este acuerdo sindical de la mayoría social.

UGT denunció en su momento las graves consecuencias que tendrían aquellas 11 notas de servicio de los Directores de Departamento y su consiguiente aplicación en cada centro de trabajo. Cuatro meses después, la Dirección de la AEAT parece asumir su error, si bien pretende subsanarlo introduciendo una serie de cláusulas en un documento presentado por RRHH, a modo de declaración de intenciones. 

UGT entiende que no es suficiente con una simple declaración de intenciones y que las 11 notas de servicio que han generado el caos organizativo actual deben ser anuladas, si bien lo hemos apoyado entendiendo que va en la línea de corregir las vías de agua abiertas con las notas de servicio, al posibilitar nuevas medidas de flexibilidad que permitan reducir las jornadas de trabajo presencial en caso de agravamiento de la situación sanitaria. 

La realidad está poniendo a cada uno en su lugar, al tiempo que pone de manifiesto el agotamiento de parte de la escala directiva de la AEAT que se muestra desbordada e incapaz de gestionar los continuos cambios de escenario que nos va imponiendo la pandemia. La AEAT necesita una dirección única que dé instrucciones claras en materia de recursos humanos. Los trabajadores no pueden estar tranquilos con la sensación de que no hay nadie al volante o, peor aún, de que estamos en manos de un grupo de iluminados que se pelean por hacerse por el control de la nave y que cuando se acercan al volante aprovechan para dar un volantazo en el sentido que mejor satisfaga sus intereses particulares.

UGT, como miembro de la mayoría social, seguirá arrimando el hombro para dar respuesta al reto que supone esta pandemia con dos objetivos irrenunciables: la prestación del servicio público y garantizar la salud de los trabajadores.