Las organizaciones sindicales que representamos la mayoría social en la AEAT (UGT, SIAT, y CCOO) hemos enviado una carta a la Ministra de Hacienda, la cual os adjuntamos y reproducimos a continuación:

Como máximos responsables de los sindicatos SIAT, UGT y CCOO en la Agencia Estatal de Administración Tributaria, donde ostentamos el 65% de la representatividad en la Mesa General de Negociación, nos sentimos en la obligación de escribirle esta carta tras haber tenido conocimiento del envío de una carta repleta de falsedades firmada por el presidente del sindicato gestha el pasado 11 de noviembre. 

No entraremos a valorar las observaciones que hace sobre la situación del departamento de recaudación, más propia de una asociación de usuarios del estilo de AUSBANC que de un sindicato, si bien queremos transmitirle que los miles de profesionales que prestan sus servicios en el área de recaudación de la AEAT, así como el resto de los 25.000 trabajadores del ámbito tributario y aduanero de la AEAT, han dado lo mejor de sí mismos desde la declaración del estado de alarma, garantizando la prestación del servicio público y mostrando siempre la mejor disposición para ayudar al contribuyente en unos momentos tan duros para toda la sociedad española. 

SIAT, UGT y CCOO como mayoría social tanto en la AEAT, como el en Ministerio de Hacienda, la AGE y el conjunto de la Función Pública, donde UGT y CCOO ostentan la mayoría absoluta, no podemos permanecer en silencio ante la enésima maniobra propagandística de los dirigentes del sindicato gestha. A pesar de haber sido advertidos, tanto en público como en privado, dicho sindicato se ha tomado la licencia de remitirle una carta, a espaldas de esta mayoría social y de los trabajadores, indicando que UGT y CCOO hacen suya su vieja propuesta de creación del Cuerpo Superior Técnico (A1). Esto es rotundamente falso, y así lo conocen los 25.000 trabajadores de la AEAT a través de diversos comunicados donde alertábamos de la fake news que este sindicato había filtrado a los medios de comunicación y a los propios profesionales de la AEAT a través de e-mail. 

Como usted sabe, SIAT, UGT y CCOO somos impulsores y firmantes del Acuerdo de Carrera Profesional y Administrativa de 14 de noviembre de 2007, que establece la carrera profesional horizontal y vertical del personal funcionario de la AEAT establecida en el EBEP, así como una previsión de desarrollo de carrera profesional para el personal laboral. 

En julio de 2018, esta mayoría social rubricó con su equipo, a las pocas semanas de tomar posesión y tras meses de negociaciones con el anterior equipo del Ministerio de Hacienda, el compromiso para materializar miles de reclasificaciones conforme a dicho Acuerdo de Carrera de 2007, que se llevaron a cabo en septiembre de 2018, marzo de 2019 y septiembre de 2019, poniendo fin a una década de bloqueo de la carrera profesional en la AEAT. Dichas reclasificaciones daban respuesta a las necesidades organizativas de la AEAT para abordar con mayores garantías sus competencias en materia tributaria y aduanera y fueron respaldadas por la firma de más del 90% de los trabajadores que refrendaron dicho acuerdo sindical, asumiendo de forma personal con su firma el compromiso de adquirir mayores competencias y responsabilidades a cambio de las referidas reclasificaciones, en tanto suponían un avance en su carrera horizontal.  

Dicho Acuerdo de Carrera de 2007 establece una carrera profesional para todos los colectivos que conforman el conjunto de 25.000 profesionales de la AEAT, acordado en el marco de la negociación colectiva, gracias a lo cual una inmensa mayoría de trabajadores se sienten identificados con el contenido del mismo, gozando de un apoyo por encima del 90% de la plantilla. Este gran consenso alcanzado en la negociación colectiva entre todos los colectivos que componen la AEAT, que va desde los Inspectores hasta los Auxiliares Administrativos, pasando por los Agentes, cuerpos de Vigilancia Aduanera, cuerpos Generales, así como por una inmensa mayoría de técnicos de hacienda, es el que ha garantizado la paz social en la AEAT en la última década. 

Todos los esfuerzos de SIAT, UGT y CCOO están orientados a la completa reactivación y desarrollo de dicho Acuerdo de Carrera de 2007, tanto para el personal funcionario como para el personal laboral de la AEAT y cualquier incremento de crédito del capítulo I destinado a la mejora de las retribuciones fijas han de destinarse prioritariamente a la materialización de las reclasificaciones pendientes del Acuerdo de Carrera de 2007, así como al desarrollo de las carreras horizontales y verticales en los términos del mismo. 

La única voz discordante respecto a dicho Acuerdo de 2007 es el sindicato gestha, que dirigido desde fuera de la AEAT, no asume que en la Agencia Tributaria es un sindicato de relleno. Es el tercer sindicato en la Mesa de la AEAT, con un apoyo menguante entre el colectivo que dice representar. Los Técnicos de Hacienda, al igual que otros colectivos, son plurales y diversos en sus opciones sindicales y nadie puede democráticamente arrogarse para sí la representación en exclusiva ni la tutela del mismo, máxime cuando en las últimas elecciones sindicales obtuvieron poco más de 3.000 votos entre un colectivo de 9.500 efectivos con una participación por encima del 80%. La mayoría de técnicos de la AEAT son partidarios de la completa reactivación y actualización del Acuerdo de Carrera Profesional y Administrativa de 2007 y no respaldan las actuaciones del sindicato gestha. 

La propuesta de creación del Cuerpo Superior Técnico no es nueva, ni ha recibido nuevos apoyos donde debería recibirlos, es decir, entre los trabajadores de la AEAT. Nos sorprende que una propuesta de este calado no fuese presentada ante la Mesa General de la AEAT, ni ante la Mesa Delegada del Ministerio, donde el sindicato gestha no tiene presencia al no alcanzar el 10% de representatividad necesario como usted conoce. 

Los dirigentes de gestha llevan 20 años utilizando la creación del Cuerpo Superior Técnico como una cortina de humo para tapar sus reiterados fracasos político-sindicales, vendiéndolo como si fuese el bálsamo de Fierabrás. Al principio, cuando todavía eran grupo B, alegaban que sus dirigentes debían pasar al grupo A porque eran licenciados igual que los inspectores. Posteriormente, cuando por la aprobación del EBEP se pasaron del B al A2, la justificación era que debían ser A1 porque hacían el mismo trabajo que un inspector, cuando sus principales dirigentes trabajan en la IGAE y no tienen nada que ver con la AEAT ni con temas tributarios o aduaneros. Tras pasar por una etapa en la que reivindicaban para los técnicos la carrera profesional del cajero/reponedor del Mercadona porque según expresaron en diversos comunicados su carrera profesional era mejor que la de los técnicos, lo cual causó indignación en la mayoría del colectivo,  llegaron a la conclusión que debían cobrar lo mismo que un inspector porque los A2 y los A1 pertenecen al mismo grupo A, con lo cual ya eran lo mismo. En 2020, la excusa que han encontrado para levantar una nueva cortina de humo que disimule su fracaso en las últimas elecciones sindicales, es que han de ser A1 para reconstruir España porque según ellos y empleando la misma terminología que el difunto Fórum Filatélico “Dado su escaso coste anualizado de 18,2 millones, de aprobarse, este Ministerio lograría una muy alta rentabilidad social de más de 6.000 millones” (sic). Es decir, a cambio de 18M le garantizan desde sus despachos de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) un retorno de 6.000M vía impuestos recaudados por los trabajadores de la AEAT. ¡Ni con los sellos se garantizaba semejante rentabilidad! 

Si usted se cree lo que le ofrece el presidente de gestha, hágalo. Si por el contrario, considera que es el timo de la estampita debería dar parte al fiscal para que examine los hechos o en su defecto a los órganos disciplinarios de su Ministerio. 

Señora Ministra, nos consta que usted está acostumbrada a tratar con organizaciones sindicales serias, por lo que entendemos no ha dado credibilidad a una carta de esas características. Sabe, que cuando SIAT, UGT y CCOO toman una decisión o hacen una propuesta, no lo hacen a escondidas, ni a espaldas de los trabajadores y se la comunican a usted o a su equipo de forma directa, nunca utilizamos a intermediarios del estilo del señor Cruzado. Sin embargo, parece ser que algún gestor de los Servicios Técnicos del Ministerio ha sufrido algún tipo de falta de inteligencia emocional al recibir ese escrito bananero firmado por el presidente de gestha garantizando jugosos dividendos y se ha creído que estaba respaldado por la mayoría social de la AEAT. Nos entristece y nos preocupa ver como hay algún alto cargo que con sus actuaciones y su falta de conocimiento es capaz de dar crédito hasta a la estanquera de Vallecas. Esperábamos que dado su alto nivel competencial su gabinete hubiera remitido la carta a la Mesa General legítimamente constituida, entendiendo que los acuerdos para ser ratificados necesitan el respaldo del 50% de la composición de la Mesa, realidad que nunca podrá alcanzar gestha. Por ello entendemos que este tipo de actuaciones bordean la legalidad. 

No queremos que caiga en el olvido un párrafo del acuerdo de garantías vigente en la AEAT que exige el refrendo del 51% de representación de la AEAT para que un acuerdo surta efectos en la AEAT. Por eso entendemos que estos habilidosos dirigentes de gestha le envíen esta carta haciéndose los despistados a sabiendas de que no cuentan con la mayoría de la mesa. Sus propuestas carecen de rigor y pretenden imponerlas desde el 19% que representan en el ámbito de la AEAT como si tuviesen una mayoría cualificada, recurriendo al engaño y utilizando subterfugios como el presunto apoyo de un sindicato de autónomos o la plataforma de la justicia fiscal, cuyo fin dista mucho de ser la determinación de las condiciones de trabajo en la AEAT. 

Sin otro particular, nos despedimos de usted, esperando como mayoría social mantener la colaboración que ha permitido que la AEAT se haya convertido en el ámbito de referencia de las administraciones públicas de nuestro país y que entre todos consigamos alcanzar los ambiciosos objetivos que nos hemos marcado con el fin prestar el mejor servicio público a la sociedad española.