El pasado 18/11/2020 el Ministerio de Sanidad ha publicado un documento técnico titulado “Evaluación del riesgo de transmisión de SARS-CoV-2. Medidas de prevención y recomendaciones”.

En este documento se concluye que “la transmisión de SARS-CoV-2 mediante la inhalación de aerosoles con partículas virales se considera suficientemente demostrada con la evidencia existente anteriormente expuesta”. Al mismo tiempo se establece que el riesgo de esta transmisión aumentaría en función de los siguientes factores:

  • Volumen de habla alto del emisor.
  • Ausencia de mascarilla bien ajustada.
  • Número elevado de personas en un mismo espacio.
  • Disminución de distancia interpersonal.
  • Aumento del tiempo de emisión y exposición.
  • Ausencia de ventilación en ambientes interiores.

Tras el estudio del gráfico del Ministerio de Sanidad podemos comprobar como en el caso de los edificios de la AEAT los trabajadores se encuentran expuestos a un riesgo alto debido a que en nuestros puestos de trabajo no existe la obligación de estar con la mascarilla puesta permaneciendo en ellos mucho tiempo (toda la jornada laboral), existiendo en muchos edificios una mala ventilación (ventanas no practicables y sistemas de renovación de aire forzada que o no funcionan correctamente o que no existen) y con ocupaciones excesivas en los edificios que se obliga a los trabajadores a ir presencialmente más de dos días en lugar de teletrabajar de forma prioritaria.

Al mismo tiempo, parte del trabajo que se realiza presencialmente implica la comunicación entre trabajadores y la atención al contribuyente telefónica y presencial, lo que impide que puedan estar en silencio e incluso obliga a que se tenga que alzar la voz para que nos entienda el contribuyente que en principio se encuentra más alejado del puesto de atención, contando además con la existencia de una mampara de protección.

Desde UGT durante estos meses hemos realizado infinidad de propuestas de medidas preventivas de cara a garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores, sobre todo teniendo en cuenta la transmisión del virus SARS-CoV2 mediante aerosoles:

  • Mejora de los sistemas de renovación forzada de los edificios de la AEAT (cambio de filtros por otros de mayor eficiencia; aumento caudal aire limpio por persona y hora; revisión UTA’s; realización Auditorias CAI; etc) o instalación de sistemas de renovación forzada en aquellos edificios en los que no existan.
  • Instalación de ventanas practicables.
  • Reducción de la presencialidad de los trabajadores mientras dure la crisis sanitaria (máximo 2 días presenciales).
  • Obligación de la utilización de mascarillas en los puestos de trabajo presenciales.
  • Utilización de mascarillas FFP2 para los trabajadores que realizan funciones de atención al público presencial.
  • Instalación de intercomunicadores en los puestos de atención al público para evitar alzar la voz (similares a los existentes en bancos, cines, etc).
  • Atención al público por turnos y mediante grupos burbujas que deben rotar entre todos los trabajadores de las correspondientes secciones o servicios con independencia del cuerpo al que pertenezcan

Podéis consultar en el este enlace el texto completo del escrito dirigido a la Directora del Departamento de Recursos Humanos, presentado por registro.