En las próximas horas UGT solicitará la convocatoria urgente de la Mesa General de la AEAT para implantar dicho acuerdo en nuestro ámbito.

Hoy 12 de abril tendrá lugar una reunión de la Mesa General de Negociación de la Administración General del Estado, del artículo 36.3 del TREBEP, para proceder a la aprobación del Acuerdo de criterios generales para el desarrollo del teletrabajo en la Administración General del Estado (AGE).

Desde la introducción del teletrabajo en el artículo 47.bis del Estatuto Básico del Empleado Público como modalidad de prestación de servicios a distancia en la que el contenido competencial del puesto de trabajo se desarrolla fuera de las dependencias de la Administración mediante el uso de tecnologías de la información y comunicación, se hacía imprescindible la concreción de una normativa de desarrollo en el ámbito de la AGE, al que pertenece la AEAT. A tal fin se constituyó, a iniciativa de UGT como sindicato abanderado del teletrabajo, un grupo de trabajo en el seno de Función Pública con la participación de las organizaciones sindicales con representación en la Mesa General de Negociación de la AGE (MGNAGE).

Han sido meses de duras negociaciones y desde UGT os hemos ido dando cuenta de la evolución de las mismas, siempre en la línea de transparencia que caracteriza a nuestro sindicato cuando participa en una mesa de negociación. UGT fue el primer sindicato en formular una propuesta sobre la regulación del teletrabajo. y reunión tras reunión hemos ido viendo como las propuestas de nuestro decálogo sobre el teletrabajo eran aceptadas por la Administración e incorporadas al texto del futuro Acuerdo.

Desde UGT hemos defendido siempre que esta modalidad laboral de prestación del servicio a distancia se aplique, siempre que las características del puesto de trabajo lo permitan, a todos los empleados y empleadas públicos (funcionarios y laborales). Con una regulación transparente, objetiva y estable, el teletrabajo tendrá un carácter voluntario y reversible para el personal que se acoja a esta modalidad laboral, que se define como una fórmula de prestación del servicio positiva, eficaz y estructural para los empleados y las empleadas de los servicios públicos.

UGT siempre ha planteado, como al final se plasmado en el texto del Acuerdo, la implementación de las medidas y protocolos necesarios para respetar la totalidad de los derechos de los empleados públicos y evitar el posible aislamiento y desvinculación con la Administración y con el resto de compañeros.

UGT ha exigido que tenga cabida la negociación con las organizaciones sindicales en el ámbito de cada Mesa Delegada de cada departamento ministerial (en nuestro caso la Mesa General de la AEAT) para el estudio previo de los puestos que puedan ser desempeñados mediante teletrabajo, los criterios aplicables, la identificación de objetivos y la evaluación de su cumplimiento. UGT SIEMPRE DEFENDERÁ EL DERECHO A LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA EN LA AEAT PARA QUE TODAS LAS ORGANIZACIONES SINDICALES REPRESENTATIVAS EN NUESTRO ÁMBITO PUEDAN EXPONER SUS PUNTOS DE VISTA V SUS PROPUESTAS.

La modalidad general de teletrabajo, a la que podrán acogerse los empleados públicos que acrediten un año de antigüedad en el puesto y unidad, consistirá en dos jornadas presenciales y tres en teletrabajo. También se cuenta con una modalidad de teletrabajo con menor presencia física del trabajador en su centro, siempre que se dé alguna de estas circunstancias: favorecer la presencia de la AGE en territorios con declive demográfico o atender a la prestación de servicios en ámbitos de difícil cobertura.

En cuanto a los medios tecnológicos necesarios para el teletrabajo, UGT ha conseguido que se aplique el artículo 47.bis del TREBEP en sus justos términos, y la Administración proporcionará finalmente a las personas que teletrabajen un equipo informático con tarjeta de datos v las aplicaciones, herramientas ofimáticas y de ciberseguridad necesarias para su actividad, así como formación específica para el uso de las herramientas técnicas, prevención de riesgos laborales, seguridad de la información y protección de datos en el teletrabajo. En este sentido se garantiza que el personal que teletrabaje tenga derecho a una adecuada protección en materia de seguridad y salud, y para asegurar los requisitos preventivos del teletrabajo en cuanto a la evaluación de riesgos se modificará el Real Decreto 67/2010, norma que viene a concretar la Ley de Prevención de Riesgos Laborales en la AGE.

UGT siempre ha sido abanderada del derecho del trabajador a ratificar nuestros acuerdos sindicales, por eso hemos garantizado que cada trabajador firme un Acuerdo de Teletrabajo donde aparezcan establecidos sus derechos y obligaciones. UGT ha reivindicado desde el primer momento que en el “Acuerdo de Teletrabajo” se recoja con precisión no sólo las condiciones de la prestación del servicio en esta modalidad de teletrabajo, sino también los horarios de desconexión digital, así como las jornadas de teletrabajo y presencial, y el horario de disponibilidad tareas, objetivos, ubicación, plazo de reversibilidad, etc. La duración del Acuerdo de Teletrabajo será de dos años para la modalidad general.

El Acuerdo de fijación de los criterios generales del teletrabajo en la AGE es histórico porque su plasmación en un futuro Real Decreto constituirá la primera norma de desarrollo del Estatuto Básico del Empleado Público, y UGT ha participado con responsabilidad de forma activa en la elaboración del mismo, siempre defendiendo los derechos laborales de los 25.000 empleados públicos de la AEAT, con transparencia y garantizando en última instancia el derecho de representación y la pluralidad que refleja la Mesa General de la AEAT donde se desarrollará dicho acuerdo sindical tal y como ha exigido UGT en la negociación de la AGE.

UGT entiende que la AEAT debe marcar la pauta del desarrollo e implementación del teletrabajo como forma de prestación de servicios esencial para la modernización de la AEAT en el siglo XXI.
Estamos convencidos que junto a la mayoría social de la AEA T enriqueceremos el acuerdo alcanzado por UGT en la AGE y conseguiremos para la AEAT un acuerdo flexible que explote al máximo la potencialidad de esta modalidad de prestación de servicios, con el fin de garantizar la mejor prestación de servicios que la sociedad exige en el ámbito tributario y aduanero.